Boda en Murcia. Angie y Justo

No siempre se tiene la suerte de poder conocer a los novios antes  y eso puede hacer el trabajo un poco más complicado.

No es el caso de Angie y Justo, a los que conocimos el mismo día de su boda, en Caravaca de la Cruz (Murcia), pero nos conquistaron instantáneamente.

Hoy os vamos a contar la historia de cómo lo consiguieron en  tres pequeños pasos.

El primero fue conocer a Angie en la peluquería, rodeada de amigas. Y lo hicimos rápidamente observando el trato cercano, cariñoso y respetuoso que se movía entre lacas y secadores.

Ya en casa, antes de vestirse nos enseñó los estupendos zapatos, que una amiga había hecho a medida para ella.

En la basílica de la Vera Cruz, conocimos a Justo, bajo un cielo que se contenía… ¿habrían llevado huevos a las Clarisas?

El segundo paso lo dió Justo, obsequiándonos con un cara a cara con la novia antes de pasar a la iglesia. ¡De película!

El tercero fue la ceremonia: una de las más pausadas y emotivas que hemos vivido.

Y ahora toca celebrarlo…

¿Nos enseñas los zapatos?

Cuidado!!!! ¡Que nos dejáis en medioenfoque! 😛

¡¡¡Toma regalito!!!

Nos despedimos… que parece que ya es hora de acostarse.

Nos acompañó en esta boda Manuel Riaño, que nos dejó imágenes como éstas:


¡Pasad por su web para ver sus trabajos!

Comentar

Tu email no será publicado.