Los preparativos de Begoña y Andrés no hacían más que augurar un día inolvidable.

Casi sin darnos cuenta llegó la hora de la ceremonia, que se celebró en la iglesia de Santa Ana, ¡qué buen sitio para una boda en Granada!

La Huerta del Sello nos esperaba para lo que se convirtió en una celebración de amistad, amor y diversión completada con… ¡buena música en directo que pudo con los contratiempos del viento y lluvia!

Begoña y Andrés forman una pareja de las que enganchan… ¿los veremos otra vez pronto?