Tradiciones de boda para saltarse

¿Acabáis de decidir casaros y ya os están diciendo como tenéis que hacer las cosas?  ¿Crees que quedarás mal con amigos y familia si haces algo distinto a lo que esperan?

Muchas son las ocasiones durante la planificación de una boda en la que los novios se ven ante la siguiente duda: ¿continuar con la tradición o romper algunas reglas?

Afortunadamente, el sector de las bodas es cada vez más abierto y permisivo, por lo que  hay más diversidad de opciones con las que la boda pueden personalizarse a vuestro gusto, saltándose ciertas costumbres que parecían inamovibles.

A nosotros nos encanta fotografiar momentos especiales y ver como cada pareja los hace suyos, pero sobre todo nos gusta fotografiar parejas haciendo lo que les apetece, disfrutando a su manera, aunque no coincida con la forma de disfrutar de otros.

 

Una boda distinta

Estamos acostumbrados a ver vestidos de novia blancos, pero hay otras opciones igual de bonitas si optas por el color.

Tradiciones de boda para saltarse

Más allá del vestido blanco

El corte de tarta también ha sido uno de los momentos tradicionales clave de una boda, pero ocasiona dudas en muchas parejas. Actualmente algunas optan por omitirlo… ¡o convertir ese momento en otra cosa!

Tradiciones de boda para saltarse: Una boda a vuestro gusto

¿Corte de tarta? Sí, pero ¡a mi manera!

La apertura del baile puede ser un instante mágico para muchas parejas, pero hay otras que lo temen. A nosotros nos da un buen recuerdo que fotografiar, pero si ello va a hacer que no disfrutes del día, ¿quien dice que no pueda abrirse el baile de otra forma?

¿Llevas algo nuevo, prestado y azul? ¿Te cubrirá con el velo durante la ceremonia? No olvides la liga… ¿quién te llevará al altar?  No puedes ver a tu pareja antes de la boda.

Nuestra recomendación es que os toméis un tiempo para pensar cuales son realmente importantes para vosotros.

 

Otro punto de vista

Las tradiciones nos hacen conectar con nuestros antepasados, con nuestra identidad y en muchos casos seguirlas es también un gesto hacia los demás.

Es cierto que podéis hacer concesiones con vuestras familias si consideráis que alguna de estas tradiciones es importante para ellos y de esta forma hacerlos sentir partícipes. Pero si no os parece bien alguna cosa lo mejor es que expliquéis vuestro punto de vista.

También los proveedores al tener más experiencia en el sector solemos recomendar cosas que pueden no cuadrar con vuestra idea de boda ideal. Todos los que trabajamos en este sector, debemos ser más abiertos, y diferenciar entre sugerencias e imposiciones.

En el caso concreto de los fotógrafos de boda, es muy importante que recordemos que cuando nos contratan es para reflejar en fotografías un día especial, no para que impongamos una forma inamovible de desarrollar ese día.

En nuestro caso, preferimos no llevar una “receta de la boda perfecta” con determinados momentos clave y siempre tratarlos con el mismo procedimiento. Nos gusta más adaptarnos al desarrollo del día y a la personalidad de cada pareja, porque así encaramos cada boda como una novedad, sin monotonía y sin clichés.

¿Listos para saltarse algunas tradiciones de boda?